¿La evolución del sector de los drones significa una pérdida de nuestra privacidad?

privacidad y drones
0

¿La evolución del sector de los drones significa una pérdida de nuestra privacidad?

Ha habido momentos en los últimos años donde los drones han sido protagonistas de la vulneración de la privacidad de las personas, un ejemplo muy sonado fue la boda del futbolista Sergio Ramos y la presentadora Pilar Rubio. Ambos habían vendido los derechos de su boda a una gran plataforma audiovisual, pero la amenaza de que los drones irrumpiesen en la celebración para tratar de robar algunas imágenes les hizo poner inhibidores aéreos para evitarlo.

Tenemos que tener en cuenta, a la hora de tratar este tema, que un dron es un vehículo aéreo que puede pertenecer a distintas categorías y con capacidades muy distintas. Por lo tanto, puede llevar, o no, sistemas de procesamiento de información de muy diversos tipos: sistemas de grabación de imagen, sistemas de detección (sensores ópticos o electrónicos, infrarrojos, de humo, etc), equipos de radiofrecuencia (antenas para capturar emisiones de radio o de wi-fi), etc.

Según el Reglamento (UE) 2016/2019 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, define en su artículo 4 apartado 1 “datos personales” con una gran amplitud:

       “datos personales”: toda información sobre una persona física identificada o identificable; se considerará persona física identificable toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, en particular mediante un identificador, como por ejemplo un nombre, un número de identificación, datos de localización, un identificador en línea o uno o varios elementos propios de la identidad física, fisiológica, genética, psíquica, económica, cultural o social de dicha persona.

Agencia española de protección de datos

Por ende, cualquier procedimiento utilizado para recoger imágenes, sonidos, datos de geolocalización o cualquier otra señal electromagnética relacionada con una persona física llevaba a cabo por el equipo a bordo de un dron determinará la existencia de un tratamiento de datos y en consecuencia la aplicación de la legislación de protección de datos, según argumenta la Agencia Española de Protección de Datos.

Sin embargo, siguen surgiendo debates sobre la legislación de los drones y continuos cambios en esta. Aunque actualmente sea la AEPD la encargada de toda vulneración de la privacidad y el derecho a la imagen, con el avance del sector y la existencia de cada vez más naves no tripuladas en funcionamiento, pronto la situación podrá descontrolarse y será difícil saber qué situaciones vulneran los derechos de las personas físicas.

La normativa parece ir en tendencia a endurecerse con el tiempo, debido a esta posible vulneración de los derechos, por lo que dificultará cada vez más el trabajo de los pilotos de dron. Es por esto que en muchos países ya se están creando medidas para no perjudicar a los pilotos, a la vez que se trata de seguir respetando la privacidad del resto de personas. En la Unión Europea se plantean seguir el modelo americano, pero aún no han dado el paso en cuanto a legislación sobre este tema se refiere. Tendremos que esperar y ver si realmente las medidas son endurecidas o, si por el contrario, tratan de llegar a un consenso entre facilidades para volar y una mayor protección de la privacidad.

SI ERES PILOTO PROFESIONAL REGÍSTRATE DE MANERA GRATUITA EN NUESTRA WEB

Leave us a comment

× ¿Necesitas ayuda?